Gestión de Proyectos en la Era Digital

El mundo digital nos ha traído una explosión de actividad que no tiene precedentes en la historia de la humanidad. En apenas unos años hemos construido una red donde de forma espontánea estamos realizando todo tipo de creaciones: Desde trivialidades como los powerpoint con “mensaje” hasta iniciativas solidarias de calado, la red se ha convertido en un gran espacio de creación colectiva.

Clay Shirky ha estudiado este fenómeno y en su libro “Excedente cognitivo” ha hecho notar que, aunque muchas creaciones sean irrelevantes, el saldo global es siempre positivo porque continuamente aparecen productos de gran interés. Los creadores digitales no tienen miedo de explorar ideas que habitualmente quedan descartadas por lo que muchos proyectos surgidos con este sistema no hubieran prosperado con una gestión tradicional.

Esta nueva forma de crear tiene además una enorme capacidad para motivar y hacer que sus participantes se impliquen. En la red no hay obligaciones ni compromisos previos y sin embargo muchas personas están volcadas en proyectos nacidos en lo digital. El ‘engagement’ o compromiso, una de las grandes metas de los recursos humanos se da aquí con una asombrosa facilidad.

Todas estás ventajas han hecho que se haya puesto el foco en esta nueva forma de gestionar proyectos. Esta sería una lista con algunas de sus características:

  • El sistema no funciona sobre grupos cerrados, cualquiera, en cualquier momento puede incorporarse a los procesos en marcha o dejarlos según sus intereses personales.
  • No hay por tanto miembros de dentro o de fuera. Hay miembros que participan y otros que no (pero que podrían hacerlo en cualquier momento).
  • No hay jerarquías, todo el mundo está a un mismo nivel con los mismos privilegios.
  • Cualquiera puede proponer un proyecto. No hay programas previos, el sistema está abierto a cualquier idea.
  • Las iniciativas no se someten a votación o aprobación.
  • Las reacciones posibles a una propuesta son secundarla o ignorarla.
  • Las reacciones negativas o vetos no son una respuesta posible.
  • El sistema funciona por agregación, para que un proyecto se lleve a cabo bastará con que un número suficiente lo secunde.
  • Las iniciativas que no reúnan los apoyos necesarios quedan suspendidas pudiendo recuperarse más adelante.
  • Cada miembro decide qué aporta a cada iniciativa en función de su capacidad, preferencias personales, disponibilidad, etc.
  • No hay una línea de actuación del grupo definida, la confluencia de intereses y apoyos marcan los proyectos a ejecutar y con ellos la línea del grupo.
  • La imagen externa del grupo se basa en sus realizaciones.
  • No hay líderes, los “notables” del grupo son los que proponen cosas, no los que marcan la línea directora (que no existe) u organizan tareas (que se auto-organizan por los participantes).
  • Los “notables” del grupo suelen estar volcados con lo interno, aunque desde el exterior se suelen percibir como interlocutores o líderes.
  • Los resultados no son propiedad de nadie sino que pertenecen al común.

El tecnólogo sueco Alexander Bard definió la plurarquía como la forma de organización de la sociedad virtual. La plurarquía es un sistema diferente a todo lo conocido hasta la fecha, consecuencia del hecho de que la red es también una estructura sin precedentes. La plurarquía surge de la red y se aprovecha de las características y las relaciones que allí se producen: grupo abierto, decisiones en positivo, sistema por agregación, gran cantidad de recursos, interconexión de iniciativas, ausencia de personalismos, concepto del bien común…

Esta forma de trabajar en común está ofreciendo tan buenos resultados que se está extendiendo fuera del mundo digital. Muchas iniciativas y proyectos del mundo “real” ya se realizan bajo este esquema: los sideprojects de Google son los más famosos pero hay otras experiencias similares que se basan en esta forma de trabajo: Proyectos autogestionados en el seno de una empresa donde sus miembros deciden qué se hace, cómo se hace, con que objeto y que luego ceden los resultados al común (en este caso a la empresa que les contrata).

La traslación de las fórmulas digitales a lo “real” puede parecer inmediata pero no es tan sencilla, ambos mundos tienen características diferentes. Juan Urrutia planteó que la plurarquía es posible porque en la red impera la “Lógica de la Abundancia”. En la red hay muchas personas, cada una con sus capacidades, tiempo para practicarlas y una estructura técnica asequible que permite realizar los proyectos. La abundancia es la piedra angular sobre la que se asienta todo el sistema. En la red una iniciativa no resta recursos a otra, pueden coexistir todas, en el mundo digital todo suma, todo es positivo y el crecimiento de una iniciativa nunca se hace a costa de otra sino que se apoya en ella para que ambas se hagan más fuertes.

En el mundo real, al contrario que en el digital, los recursos son escasos y los esquemas basados en la “Lógica de la Abundancia” pueden resentirse. El grupo de participantes suele ser finito y estar formado por personas con tiempo y capacidades limitadas. Los recursos son mas costosos y a veces se excluyen entre sí: utilizar una sala, un equipo o realizar una compra se hace a costa de otro bien. El mundo digital es infinito, el mundo real es finito.

Este es precisamente el aspecto que supone un mayor reto a la hora de trasladar la lógica digital a los proyectos “reales” y aquí es donde debe trabajar el gestor de proyectos. La escasez puede traer la necesidad de definir una línea de actuación, discriminar recursos, favorecer unos proyectos frente a otros, elementos todos ellos que se alejan de las bases de los proyectos digitales. Para resolver este problema el gestor de proyectos debe tomar el papel de facilitador: debe poner a disposición del grupo todo lo que necesite y, en la medida de sus posibilidades, hacer que el proyecto se mueva en una “Lógica de la Abundancia”. Abundancia de recursos, de personal, de programa, de ideas… Cuando haya que asignar recursos en ningún caso debe imponerse desde la dirección o el exterior sino que deberá ser el propio grupo quien lo decida, la autogestión es fundamental para mantener la dinámica de la abundancia. El gestor de proyectos debe ser un enlace que conecte iniciativas con recursos, nunca un director o líder. El gestor de proyectos debe hacer todo lo posible para que el grupo haga libremente.

El mundo digital nos ha traído una herramienta con enormes posibilidades que muchos colectivos y empresas ya están aprovechando. Estamos apenas empezando a descubrir esta nueva forma de trabajar en común y los resultados que se están obteniendo en muchos campos son muy prometedores. Tenemos delante una nueva forma de trabajar, la forma de trabajo de los próximos años.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

2 Respuestas a “Gestión de Proyectos en la Era Digital

  1. Otra empresa que usa un modelo de Gestión de Proyectos bastante interesante es Valve, va la liga de su Manual para el Empleado: http://es.scribd.com/doc/91711994/Valve-Handbook-LowRes . Claro que también es una empresa cuyo producto es “digital”, sería interesante ver esto en otro tipo de empresas, ¿será posible?

  2. El Factor 22

    Hola Gustavo, el manual que has adjuntado es excelente, he reconocido muchas de las características tratadas en el post, pero allí están concretadas y llevadas a la práctica en un caso real. Muy bueno.

    Cuando hablaba de proyectos digitales no me refería a aquellos cuyo producto sea digital, sino a aquellos proyectos cuyo inicio, desarrollo y recursos se dan en la red. El producto de Valve puede ser digital pero tiene un soporte “real” (o no digital): plantilla, oficina, equipamiento y medios económicos son “reales” y por tanto finitos.

    Leyendo tu comentario me preguntaba si no habrá sido un error (útil para la exposición, eso sí) diferenciar entre proyectos digitales y “reales”. Lo cierto es que cada vez esa frontera está más difusa y proyectos con un desarrollo puramente digital tienen aspectos no digitales y viceversa. Supongo que esa tendencia irá a más en el futuro y llegará un momento, si no ha llegado ya, que no podamos clasificarlos unívocamente.

    Gracias por tu comentario!

 

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s