Hombres y Mujeres

En los comentarios del último post surgió la vieja cuestión de cómo hombres y mujeres afrontan sus emociones de forma diferente y es un tema tan interesante que creo que merece un post propio. Tendría que advertir que hablar de emociones de hombres y de mujeres es una simplificación,  no hay hombres-tipo ni mujeres-tipo sino personas complejas pero esta licencia será útil para avanzar.

Circula el mito de que las mujeres son mas emotivas que los hombres y ya anticipo que no comparto esa idea, los hombres hemos tenido emociones siempre (¿O no son pura emoción cosas como el fútbol o las peleas de “machitos”?), lo que ocurre es que el hombre tiene unas emociones diferentes y las gestiona de otra manera.

El hombre de la antigüedad era cazador y guerrero. Ambas disciplinas exigían una emoción muy intensa pero puntual, concentrada en un corto periodo de tiempo. Una vez capturada la pieza o derrotado el enemigo el hombre podía relajarse un tiempo. El hombre se emociona mucho pero al poco tiempo se le ha pasado. A veces se emociona con trivialidades, eso no es un problema para él porque esa emoción no le durará mucho tiempo y le sirve como ensayo para cuando llegue la cacería o la guerra de verdad. Y aquí encaja mi referencia anterior al fútbol o las peleas, primero nos pegamos y luego nos vamos de cervezas. O al revés, el hombre no tiene mucha memoria emocional, cada batalla es diferente y el enemigo de hoy puede ser el aliado de mañana.

El papel de la mujer era el de la crianza y la pequeña agricultura. Son tareas que no se terminan nunca, por eso la mujer necesitaba modular sus emociones y dosificarlas en el tiempo. Las emociones de la mujer son cotidianas y sostenidas, son una herramienta social. La mujer se maneja habitualmente con ellas y ha aprendido a controlarlas, un descuido en la crianza o la agricultura tendría consecuencias graves. La mujer no funciona a base impulsos sino que mira bien dónde pone sus emociones porque son para siempre.

Como decía antes esta clasificación no deja de ser un estereotipo, hoy en día hombres y mujeres tienen formas mucho más complejas de relacionarse con el mundo, precisamente una de las consecuencias de la liberación de la mujer es que dejó su rol de criadora y agricultora y se hizo cazadora. Hoy los roles están mezclados y quizás por eso Seth Godin abordó este asunto no atendiendo al género sino estudiando las tipologías en sí mismas. Seth Godin tiene un post donde habla precisamente de cazadores y agricultores, en este caso desde el punto de vista de los recursos humanos y el marketing.

Las personas tipo cazador son muy buenas resolviendo problemas puntuales, centrando toda su atención en lo urgente, cambiando de actividad rápidamente, trabajando con lo inesperado o extraordinario. Las personas tipo agricultor se manejan mejor sin urgencias, estudiando a fondo un problema y sus consecuencias, trabajando con elementos interrelacionados, depurando los procesos, anticipando el futuro y adaptando los sistemas a lo que está por venir.

  • Si tienes un proyecto nuevo y sin precedentes necesitas un cazador, alguien que ponga toda su energía en resolver los problemas que vayan saliendo, alguien capaz de improvisar una solución en un instante, que no se quede bloqueado por lo inesperado, alguien que gane batallas.
  • Si tienes una actividad establecida necesitas un agricultor, alguien que cuide y amplíe tu base de clientes, que establezca vínculos duraderos, alguien que sepa ceder hoy para conseguir un rendimiento mañana, alguien capaz de sembrar y cuidar la cosecha hasta que de fruto.

Seth Godin sostiene que los triunfadores de los próximos años no serán ni un tipo ni otro sino un híbrido de los dos, según Godin es el momento de los cazadores con visión a largo plazo. Recuperando el viejo esquema hombre-mujer, sería alguien con la explosividad de un hombre-cazador pero la visión a largo plazo de una mujer-agricultora. Según esta predicción ambas formas de emoción tienen su sitio.

La complejidad del nuestra sociedad hace que no podamos hablar de emociones de hombres o de mujeres, pero si existieran como tipologías puras ninguna sería predominante, cada una tiene sus características que las hacen útiles. Lo importante es conocerlas bien, saber con cuál estamos tratando y qué necesitamos en cada momento.

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

5 Respuestas a “Hombres y Mujeres

  1. Es cierto lo que dices. Creo que hay un gran sentido práctico, del momento, en la manera en la que el hombre aborda la vida. Como mujer, en ciertas ocasiones lo envidio.. creo que nuestras emociones y nuestro sentido de la responsabilidad juega en nuestra contra. Saludos

  2. Sí, es extraño encontrar tipos puros en este tiempo de mezclas. Aunque, como tú, creo que, en líneas generales, hombres y mujeres gestionamos de manera diferente las que sentimos. Y esto es lo que condiciona en buena medida las relaciones con los demás. Comunicamos nuestras emociones a los que nos rodean de manera diferente también. Creo que las mujeres llevamos ventaja en este sentido, porque se nos ha permitido emocionarnos en muchos más ámbitos que a los hombres. Era un rasgo femenino y esa concesión ha tenido como resultado que reconocemos y aceptamos con naturalidad un abanico más amplio. Estamos más habituadas a manejarlas en lugar de esconderlas.
    Ahora que empezamos a interiorizar que en las emociones no hay nada malo sino que, incluso, pueden ayudarnos a obtener mejores resultados, las mujeres estamos más entrenadas. En algunos casos hay que desaprender el modelo masculino imperante para llevar a la práctica un modelo de relaciones en el que las emociones actúan como vasos comunicantes.
    Tus ejemplos me parecen la caricatura de la emoción masculina y, por suerte, me he encontrado hombres a lo largo de mi vida que han sabido mostrarme otras emociones en contextos muy variados. Pero, en tanto que caricaturas, no dejan de mostrar una realidad existente.
    En relación con lo que dice Ana, pienso que el sentido práctico no es incompatible con reconocer y gestionar las emociones en beneficio de todos.
    Un poco largo ha salido esto. Tengo que disculparme de nuevo.
    Me ha gustado mucho leer a Seth Godin. Casi tanto como leerte a ti. 🙂

  3. El Factor 22

    Hola Ana,
    Sí, estoy de acuerdo contigo, el hombre tiene un sentido práctico que resulta muy útil en este mundo que vive totalmente al día.

    Y te apunto un segundo aspecto que creo que también es muy actual: la falta de ataduras con el largo plazo, el saber que las cosas van a cambiar hace que los hombres estén más dispuestos a arriesgar, a probar cosas nuevas, algo que hoy en día es imprescindible.

    La visión a largo plazo y la responsabilidad son cualidades muy buenas pero es verdad que parece que están penalizadas. Quizás por eso Godin decía que es el momento de los cazadores con visión de futuro (que no es lo mismo que los agricultores con sentido del momento).

  4. El Factor 22

    Hola Sonrisa,
    Lo que apuntas es cierto y hay que anotarlo como ventaja a favor de la tipología femenina. Las mujeres son conscientes de sus emociones y por lo tanto están más predispuestas a trabajar con ellas. Y a la inversa, muchas emociones masculinas son espontáneas lo que las hace incontrolables, es muy dificil modificar algo que uno no es consciente que tiene.
    Gracias por tus palabras 🙂

 

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s