En Busca de Michael O’Leary

Hace unas semanas publiqué un post donde mencionaba a Ryanair y a Michael O’Leary. A las pocas horas el blog recibió una visita desde Irlanda, la única visita irlandesa en toda la vida del blog. 3 meses, más de 3.000 visitas desde 40 países y a un irlandés le da por visitar el blog precisamente ese día.

  • Opción A. Casualidad.
  • Opción B. Hay alguien en Irlanda que mira todo lo que sale publicado que contiene Ryanair y Michael O’Leary.

Inventar teorías de la conspiración es mucho más entretenido que achacarlo a la casualidad así que me he propuesto exprimir un poco esta posibilidad.

He hecho una búsqueda en google y en las últimas 24 horas se han publicado 180 artículos que contienen Ryanair y Michael O’Leary. Es una cifra manejable por lo que sería posible que alguien los revisara diariamente. ¿Tendría sentido hacerlo?

Michael O’Leary suele presumir de no tener director de marketing y de no contratar campañas de publicidad. En su lugar explota lo viral como nadie.

M. O’Leary es especialista en lanzar propuestas escandalosas que se hacen virales y se extienden por prensa y social media. Su objetivo es muy claro: No busca divulgar o debatir sus ideas, muchas veces ni siquiera está pensando realmente en implementarlas (¡¿sexo oral gratis en primera clase?!), el objetivo de sus disparates es servir de vehículo de transmisión de su verdadero mensaje.

M. O’Leary es como un trilero que te hace mirar a su mano derecha mientras que con la izquierda te cambia la bolita. Te empieza diciendo una tontería y terminas escuchando su mensaje de fondo: “Hacemos lo que sea para que vueles más barato”. El mecanismo es de una sencillez asombrosa.

Como en todos los buenos timos, los timados (nosotros) pensamos que somos muy listos y nos reímos/escandalizamos de sus ocurrencias pero en realidad el que se ríe es él grabándonos a fuego su mensaje.

Esto que puede parecer perverso es la base del marketing; asociar el mensaje que interesa transmitir al mensaje que físicamente se va a transmitir. Tienes un buen coche, buena presencia o buena oficina y quiere decir que tienes éxito, publicas estupendos links y quiere decir que eres experto, tienes seguidores y significa que eres muy popular… En ese sentido M. O’Leary es coherente, no pretende dar la imagen de lo que no es, no oculta que es un tipo grosero y maleducado pero hace todo lo que puede para que vueles más barato. Por eso le odiamos pero no podemos dejarle.

Vivir del escándalo tiene un peligro. Un viral no respeta líneas corporativas, una vez que nace tiene vida propia y podría convertirse en un rumor que ponga en duda aspectos como la seguridad o mantenimiento de los aviones. Tendría todo el sentido que M. O’Leary estableciera un seguimiento de lo que se dice de ellos para controlar hacia donde deriva la opinión.

Supongo también, por apurar esta particular teoría de la conspiración, que además de una oficina de vigilancia tendrá varias ideas virales listas para ser utilizadas como contramedidadas en el caso de que se extendiera alguna idea perniciosa que afecte su imagen core. El misterioso vigilante irlandés quedaría por tanto perfectamente explicado como miembro de esa oficina de vigilancia Ryanair.

Soy una persona de ciencia así que he diseñado un experimento para confirmar que desde Ryanair siguen todo lo que se publica sobre ellos. Las empresas antivirus tienen un ordenador sin proteger que llaman “tarro de miel”. Su objetivo es atraer virus informáticos para cazarlos y después analizarlos. Yo he preparado este post que contiene las palabras trampa (Ryanair, Michael O’Leary, Low Cost) para ver si el visitante irlandés vuelve. No se ha pasado desde entonces, si aparece precisamente ahora estará irremediablemente cazado. Os mantendré informados.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

4 Respuestas a “En Busca de Michael O’Leary

  1. Vaya entrada. Me ha encantado.
    Esperando dos semanas y el autor de puente. ¿Volando con Ryanair?
    Valió la pena la espera.
    Sí, por favor, información para verificar si la teoría de la conspiración es cierta.
    Atenta quedo. 🙂

  2. A ver, Factor, ¿tu teoría de la conspiración promete? ¿Ha habido visita?
    Si no se ha pasado ya el visitante irlandés tu entrada ha cumplido su objetivo de divertimento. Te entretuvo a ti al maquinarla y escribirla y a los asiduos, doy fe, al leerla.
    Una teoría de este tipo debería mostrar claros intereses oscuros. Quizá la tuya presenta alguna inconsistencia sonora. No parece que Michael O’Leary oculte nada. ¿O sí? Es posible que yo lo sepa ahora, tras la lectura de tu post y que antes no me hubiera resultado tan evidente.
    Resulta que la lectura, además de entretenida, ha sido instructiva.
    Como apuntas maneras de teórico de la conspiración, me encantaría seguir tu trayectoria y ser testigo directo cuando elabores alguna de impacto mediático similar al asesinato de la Princesa Diana, ordenado por la Corona Británica, o al aterrizaje en la luna de1964 como montaje de la NASA, o al asesinato de JFK por parte de la CIA a instancias del propio gobierno de Estados Unidos.
    En cualquier caso, a una teoría así no se le acaba el tiempo para llegar a ser cierta ¿no?

  3. El Factor 22

    No me interesan tanto las teorías de la conspiración como la forma de llegar hasta ellas. Creo que el hecho de tomar una idea o una intuición por muy absurda que parezca y llevarla hasta el límite extrayendo las máximas conclusiones es un ejercicio perfecto para estimular la creatividad.

    Hay una web http://www.overthinkingit.com/ (la traducción sería ‘sobre-pensando’) que están especializados en hacer estas cosas con cine y cultura popular. ¿Cual es la relación entre Goofy y Pluto si los dos son perros? ¿Qué sistema político utilizan en Equestria (My Little Pony) para que las grandes diferencias entre razas no provoquen conflictos? ¿Desintegrar planetas con la Estrella de la Muerte es un método efectivo para dominar el universo? En algunos posts su nivel de profundidad es increíble llegando a tocar desde aspectos económicos, políticos, sociales…

    Pueden parecer chorradas pero pensar sobre ello te obliga a no dar nada por hecho, a establecer relaciones inesperadas y a transitar por caminos que la lógica nos tiene cerrados. El humor, que muchos relacionan directamente con la creatividad, utiliza a menudo la fórmula de llevar una idea absurda hasta el límite.

    Volviendo al tema hasta ahora no hay visitas desde Irlanda así que la teoría es cuestionable. El segundo objetivo, profundizar en el personaje y sus métodos, creo que sí se ha logrado así que me doy por satisfecho.

  4. El Factor 22

    De la misma web, 1000 razones por las que sobre-pensamos (en inglés):
    http://www.overthinkingit.com/2010/07/16/why-we-overthink/

 

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s