¿Existe una Burbuja de Social Media?

En el reciente foro emotools planteé a Alfonso Alcantara la pregunta que titula este post. No pude quedarme hasta el final y escuchar la opinión de Alfonso así que me he propuesto buscar yo mismo una respuesta.

En primer lugar hay que definir qué es una burbuja. He extraído varias ideas de este artículo de Juan Ramón Rallo.

  • Burbuja es sinónimo de sobrevaloración.
  • Una valoración es correcta cuando el valor de un bien corresponde con lo que va a producir en el futuro.
  • Las valoraciones prudentes pueden convertirse en sobrevaloraciones, revelando a posteriori la existencia de una burbuja.

Una burbuja nace cuando de forma generalizada se sobrevalora un activo. Y una burbuja estalla cuando se descubre que ese activo no va a producir los rendimientos esperados. Los rendimientos en internet, como ya dijimos en otro post, incluyen lo económico, reconocimiento, notoriedad, relaciones, experiencia…

Para saber si estamos en una burbuja de los social media habría que evaluar los rendimientos futuros. Si son adecuados todo lo invertido estará justificado y si no lo son estaremos en una burbuja.

Pero esto que parece tan sencillo es la gran trampa de las burbujas. No podemos saber con exactitud cuánto serán los rendimientos futuros de un bien y menos de algo tan cambiante como los social media. Por eso es tan difícil detectar una burbuja y por eso siempre se declaran a posteriori.

Las perspectivas son similares ya seas alguien que está empezando en los social media, un profesional con años de experiencia o una empresa que quiere desarrollarse, el rendimiento a medio plazo de tu inversión en social media es una incógnita. Que no te cuenten milongas, nadie lo sabe. La mayoría sospechamos que dará buenos rendimientos (¡y qué te va a contar un profesional del medio!) pero no todo el mundo está de acuerdo.

Ante este panorama un economista te diría: No es fácil evitar una burbuja pero podrías hacer que si llega no te afecte demasiado. No especules, no esperes dar el pelotazo con los social media, márcate unas expectativas razonables e invierte unos recursos, tiempo y dinero de acuerdo a esa idea.

Puede ser un plan.

Por otro lado…

Las personas trabajamos y hacemos cosas porque esperamos obtener un retorno. Y cuando las expectativas son mayores trabajamos con más energía.

Obtener resultados tiene mucho de profecía autocumplida. Cuando confiamos en conseguirlos trabajamos más y mejor y como consecuencia de ello los obtenemos. Y al revés, cuando no lo creemos trabajamos con menos fuerza y fallamos.

Sobrevalorar los beneficios futuros nos ayuda a ser mejores. Nadie ha triunfado en nada que no creyera firmemente. Nadie ha hecho nada entregándose a medias. Entregarse de forma moderada es el camino más rápido a la mediocridad. Ahora más que nunca es tiempo de lanzarse con todas las fuerzas en busca de lo que se cree.

Quizás verse dentro de la burbuja de los social media no sea tan malo después de todo. Quizás lo más interesante sea dejarse llevar por ella, entregarse sin reservas a esa ola de energía colectiva y aprovechar su potencial de maximizar todo lo que se da y se recibe.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

 

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s