La Gente Está Deseando Mancharse las Manos

En el post anterior hablaba de cómo se ha extendido la afición a compartir información y analizaba las relaciones de valor que se dan al hacerlo. Era un post realizado desde la abstracción de la ciencia económica, o por lo menos eso pretendía.

Advierto desde ya que al contrario que aquel, el post de hoy está hecho desde la intuición. No es que eso le quite valor, muchas veces las ideas que llegan directamente desde la intuición son más atinados que las que provienen de profundas reflexiones, pero es algo que creo debo advertir.

“People are hungry to get their hands dirty.”

La cita es de Erin Barnes y está sacada de un artículo de Fast Company. En él se cuenta cómo ciertas comunidades se están organizando para realizar proyectos medioambientales mediante voluntariado y crowdfunding: In Our Backyard: Funding Projects To Make Neighborhoods Better. El artículo me ha parecido interesante porque creo que anticipa hacia dónde nos encaminamos.

Estamos en plena revolución 2.0, la revolución del compartir que está llenado internet y nuestras vidas de hiper información. Todo se registra y todo se comparte, todo se traduce en bits para ser distribuidos y recibidos. Pero esta escalada es insostenible y va a agotarse por exceso, vamos a tener que dosificar la información que compartimos por la incapacidad física de asimilarla.

Compartir tiene un aspecto ontológico, el que comparte deja su huella en los que le rodean. La revolución que se acerca consistirá en dar un paso más y crear esa huella directamente en el mundo. Utilizando la acción y la creación. Vamos a pasar de compartir información a compartirnos a nosotros mismos.

El voluntariado no es algo nuevo, existe desde hace mucho tiempo pero siempre ha tenido un sentido finalista, se realizaba para conseguir un objetivo. En esta nueva revolución la acción y la creación serán un fin en sí mismo. La creación va a ser la manera prioritaria de interactuar con el mundo, de sentirse protagonista y saberse parte de algo.

Cada vez hay más gente que está deseando ensuciarse las manos, gente que quiere tener una acción directa y creativa sobre su entorno. Gente que no quiere que le cuenten cosas sino que quiere  hacer cosas. Si la 2.0 es la revolución de la información, la 3.0 va a ser la revolución de la creación. Los que sepan canalizar toda esa energía serán los protagonistas de los próximos años.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

 

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s