Gratis No Trabajo

El pasado diciembre una periodista sacó a la luz una oferta de empleo que ofrecía un sueldo ridículo como pago por la redacción de una serie de artículos. Periodistas y otros profesionales iniciaron un movimiento con el lema “gratis no trabajo” con cierta repercusión mediática que todavía colea.

El asunto va más allá de la anécdota puntual y refleja todo un sentimiento colectivo acerca de lo que es el trabajo en la actualidad. El #gratisnotrabajo se ha convertido en la referencia de la dignidad personal y los derechos de los trabajadores mientras que la postura opuesta, el intentar que alguien trabaje ‘gratis’, se ha asociando al capitalismo salvaje que humilla a los trabajadores.

Creo que esa visión peca de simplista y maniquea. Trabajar gratis en determinadas circunstancias es una opción bastante mejor de lo que se piensa. Trabajando gratis se obtiene:

  • Formación. Trabajar gratis te permite tener la formación que proviene de la experiencia, generalmente más valorada que la teórica.
  • Oportunidad. Si creas valor con tu trabajo y te conviertes en imprescindible no tendrán más remedio que pagarte más para conservarte en el puesto.
  • Relaciones. Si estás trabajando estás relacionándote con personas que se mueven en el mundo en el que quieres progresar.
  • Notoriedad. Si trabajas bien y te haces ver, tu fama llegará a oídos de otros. Tu futuro trabajo (mejor remunerado) está ahí fuera esperando que te descubras.

Todos trabajamos gratis, no hay que avergonzarse de ello. Trabajar gratis no es una fase por la que hay que pasar cuando tienes 20 años sino algo que hay que hacer de vez en cuando.

  • Trabajas gratis cuando te relacionas, hablas con posibles clientes, explicas cómo es tu producto, haces un presupuesto y luego no fructifica en un encargo.
  • Cuando un cliente te deja una factura colgada.
  • Cuando un colega te pide ayuda con un proyecto.
  • Cuando haces por un cliente cosas que no están dentro de tus obligaciones (pero no queda más remedio que hacerlas).
  • Cuando haces un curso (seguir formándote es una parte no remunerada de tu trabajo).
  • Cuando recopilas facturas y haces tus declaraciones fiscales estás trabajando gratis (para el estado).
  • Cuando escribes un blog, comentarios o usas twitter con fines profesionales (y no eres community manager).
  • Cuando realizas actividades profesionales fuera de tu horario. (¿Alguien se cree de verdad que el trabajo termina cuando sales de la oficina?)

Todos estos trabajos se hacen gratis porque vienen acompañados de otros que sí se cobran. El problema por tanto no es trabajar gratis, es trabajar gratis sin que ello nos ofrezca una contrapartida interesante.

Trabajar en un puesto sin expectativas, sin posibilidad de hacerlo bien, darse a conocer y progresar, rotundamente no. Trabajar gratis de forma coyuntural, como un medio para aprender, progresar y llegar a un puesto mejor, sin duda sí.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

2 Respuestas a “Gratis No Trabajo

  1. Buenísimo! completamente de acuerdo, sobre todo cuando trabajar gratis significa una inversión, una carta de presentación que a la larga revertirá positivamente en nuestro recorrido profesional y personal.

    Me ha parecido un artículo muy acertado y muy inteligente sobre todo en los tiempos que corren.

    Un saludo.

  2. El Factor 22

    Sí, esa precisamente es la idea, enfocarlo como una inversión. Gracias por tus palabras!

 

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s