Hay que Reciclarse

Vivimos momentos complicados, ahora mismo en España hay 5 millones largos de personas que no tienen trabajo y otros tantos que temen por el suyo. Muchos hemos visto cómo nuestra profesión se devaluaba y de un día para otro nuestro currículum servía de muy poco. “Hay que reciclarse” es una de las frases más leídas en LinkedIn y otros foros profesionales.

¿Qué significa realmente reciclarse? ¿Reciclarse es dejar a un lado lo que has hecho hasta ahora y empezar de cero? ¿O es tomar lo más aprovechable y profundizar en esa línea? O incluso la terrible cuestión ¿Me puedo reciclar yo a estas alturas?

Confieso que me he hecho estas preguntas muchas veces y no tengo una respuesta que ofrecer, ni siquiera sé si las que he tomado para mí son válidas, pero estoy convencido de que en realidad esas preguntas no son tan importantes.

Supongo que muchos conoceréis el discurso de Steve Jobs en Stanford. Todos los que no lo hayáis visto deberíais hacerlo, serán los 15 minutos mejor aprovechados de vuestra vida. Decía Steve Jobs que aunque nuestra vida parezca inconexa y tengamos experiencias que no siguen una línea definida, en algún momento los puntos se conectarán y fructificarán en algo. Entonces veremos que todo lo que habíamos hecho antes tenía su sentido, incluso lo inútil o fallido.

Parece fácil, hagamos lo que hagamos al final nuestras acciones se unirán y cobrarán sentido. Pero no, no es tan fácil, hay una condición. Lo que hagamos debe ser coherente con nosotros mismos, con lo que somos, porque precisamente nosotros somos el hilo conductor de nuestra historia, el elemento que provocará que en algún momento se unan los puntos y todo cobre sentido.

Ser coherente con uno mismo es una de las cosas más difíciles que hay. Somos imperfectos, perezosos, erráticos y no tan brillantes como nos gustaría y pensamos que si somos coherentes con nosotros mismos todos esos fallos saldrán a la luz. Os voy a decir un secreto: Todo el mundo sabe lo que sois, lo que somos cada uno y si intentamos el engaño los únicos que lo creeremos seremos nosotros, los demás nos tienen bien calados.

En momentos de crisis nuestra mejor opción es la coherencia y la pasión porque ser uno mismo es lo más auténtico que tenemos y lo que podemos hacer mejor. El mundo está lleno de gente que llevó su pasión al límite y resultó un éxito, gente como Steve Jobs que fue coherente con lo que era. Lo importante no es qué hacer sino cómo lo hacemos. Lo importante no es seguir la línea marcada o empezar de cero, lo importante es elegir cualquiera de las dos y después hacerlo jodidamente bien.

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

6 Respuestas a “Hay que Reciclarse

  1. Marga

    Esta entrada es de tus inicios y no parece que vayas a recibir más comentarios. Es para reentrarla.
    Me gusta muchísimo. Doble motivo:
    1. Me viene que ni pintada. Cuestión personal.
    2. Confirma que tras El Factor 22 hay un hombre. No lo sabía. Solo lo intuía. Se podría pensar que da lo mismo saberlo que no pero, si lo digo, miento. No es exactamente igual.

    Te dedico mi tiempo con agrado porque escribes que da gusto … jodidamente bien.
    Lamento decirte que mi tiempo ahora tiene poco valor. Pero va a llegar el momento en que, reciclada ya, podré comprobar si me sigue valiendo la pena (el placer) seguir leyéndote.

    Y ahora dime. ¿Cómo se lee tu nombre “elfactorveintidós” o “elfáctortuentitú”? La respuesta me dará más pistas sobre a quién le dedico yo mi tiempo.

    Te sigo siguiendo. Te sigo leyendo. A cambio, sigue escribiendo ¿Hay trato?
    También sigo sonriendo, que lo sepas.

  2. El Factor 22

    Hay trato. Por una sonrisa lo que sea.

    Escribo para aclarar mis ideas, para ir haciendo un camino, porque no estamos tan lejos y yo he pasado o estoy pasando por lo mismo que tú. Pero escribir para uno no significa que no sea importante ver que a otros les gusta y les sirve. De hecho es una parte fundamental de todo esto, ver que no estamos solos, que hay gente ahí para darnos fuerzas entre todos.

    Gracias por seguir ahí.

  3. El Factor 22

    Mi identidad no es un secreto, hay lectores del blog a los que se lo he dicho en privado, si no lo digo aquí es porque de momento me siento más cómodo así.

    Pero en realidad tú ya sabes quién soy, me tienes ahí retratado al completo en 14 posts 😉

  4. Marga

    Pues esperaré, leyendo y tranquila, el momento que me bailes la danza de los siete velos. Entiendo que para eso hay que sentirse muy pero que muy cómodo. 🙂 x22
    Sigo sin saber cómo se pronuncia tu nombre. No me lo dices. Intuyo que la F de tu logo tiene que ver con Franqueza y Felicidad.
    Escribe, escribe 22 palabras que empiecen por F de Fuerza. Te regalo las tres primeras de la lista. Tú tienes más, seguro. Y a mí me vendrán bien.
    Buen día. Esta ciudad está preciosa. Me voy a acariciar las calles menos transitadas.

  5. Marga

    ¿Cómo subo una foto aquí? No sé hacerlo. Una flor o una sonrisa podrían decorar las palabras.

  6. El Factor 22

    Hasta donde sé, WordPress no permite imágenes en los comentarios.

    El nombre de “El Factor 22” no tiene una gran historia detrás. Buscaba uno que fuera corto, original, con cierto significado (tampoco demasiado) y fácil de recordar, hice una lista de 5 y salió este. No me entusiasma pero creo que tiene posibilidades, los nombres necesitan un tiempo para asentarse.

    ¿Y como se pronuncia? Ni idea, yo suelo escribirlo mas que decirlo 😉

 

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s